Nuestro saber hacer

Our
RSE
strategy

SILVICULTURA & PRODUCCIÓN DE DUELAS

TRANSILVANIA BOIS

Los robles rumanos utilizados hoy en día en tonelería proceden de una silvicultura «a la francesa» que se ha implantado paulatinamente en Rumanía desde la segunda mitad del siglo XIX. La actividad forestal de Transilvania Bois respeta escrupulosamente los fundamentos de una silvicultura razonada y sostenible. Un equipamiento apropiado y una buena organización permiten a Transilvania Bois abastecerse en las regiones rumanas donde el roble satisface los requisitos para la producción de barricas de roble. Cada año, Transilvania Bois pone todo su empeño en adquirir los más bellos robles que se destinarán a Tonnellerie Vlad. Sus instalaciones cuentan con un amplio espacio dedicado a la recepción y clasificación de los troncos, lo que permite garantizar fácilmente la trazabilidad del aprovisionamiento de materia prima.
A continuación, se da forma a la duela siguiendo la tradición y los imperativos del oficio de productor de duelas. De tal forma que se respetan las distintas etapas de hendido, corte en el sentido de la veta, selección, calibrado y control.
De estas etapas, dependen la estanqueidad y la solidez de los futuros barriles. Una vez formadas las pilas de tablas para duelas a la entrada del aserradero, se riegan durante dos meses y se colocan en patios de secado al aire libre.
Más de 20 años de experiencia en silvicultura y producción de duelas y un dominio total del roble como materia prima permiten a Tonnellerie Vlad fabricar sus barricas de roble en condiciones óptimas respetando el desarrollo sostenible de los bosques y la biodiversidad.

Our
RSE
strategy

TONNELLERIE

TONNELLERIE VLAD

Tonnellerie Vlad ofrece los principales tamaños de barricas con diferentes intensidades y tiempos de tostado que van de una a cuatro horas, en función de cada necesidad. Tonnellerie Vlad ha desarrollado el «tostado artesanal», un concepto distintivo y de probada eficacia.

El tostado artesanal se distingue del tostado tradicional en el uso de brasas de roble incandescente, renovadas varias veces con el fin de que el tostado penetre varios milímetros en la duela (de 4 a 10 mm según la intensidad). Este tostado, muy lento y a baja temperatura, permite que aflore más la vainillina. El aroma a madera es muy fino y sutil. La reutilización de la barrica para un segundo vino aporta entre el 60 y el 70% del aporte de una barrica nueva.

Tres intensidades de tostado
Light Ember Toast (tostado ligero con brasas): hasta un máximo de 2 horas en función de la intensidad de las brasas
Medium Ember Toast (tostado medio con brasas): hasta un máximo de 3 horas
Heavy Ember Toast (tostado fuerte con brasas): hasta un máximo de 4 horas
Los fondos pueden tostarse bajo pedido.

Descubre nuestros productos